Biografía

Alan Brandi Cuasnicú

INICIOS TARDÍOS

Mi historia con el Futsal fue un amor a primera vista. Con 19 años, y a punto de comenzar mi periodo universitario, decidí probar con el deporte del parquet. Iba a ser mi ‘hobbie’, algo con lo que desconectar de las aulas de periodismo, pero cinco años más tarde se convirtió en mi profesión, en mi pasión, en mi vida.

Hice una prueba en la selección de la Universidad Complutense de Madrid y dos semanas después me admitieron en el equipo donde jugaría durante cinco años. Además, al mismo tiempo compaginaba la liga universitaria con la UD Colmenarejo, jugando en 3ª y 2ª división B. Con 23 años, me llegó la llamada del filial de Movistar Inter, que disputaba la liga Preferente madrileña. Conseguimos ascender a tercera división y pude debutar con el primer equipo, en un amistoso frente a la selección de Qatar.

‘LA OPORTUNIDAD’ INESPERADA

Con la carrera de periodismo concluida y ya metido en la búsqueda de trabajo, me llegó la oportunidad que no esperaba: 15 días a prueba en el Santiago Futsal, uno de los históricos de la LNFS. Tras pasar la prueba, el reto era no desentonar en la primera división de la mejor liga del mundo. La adaptación no fue fácil. Fue un salto de cuatro categorías, pero después de mucho trabajo conseguí acabar de la mejor manera: Jugador revelación de la temporada 2012/13. Unos meses más tarde, en el Mundialito de clubes de Kuwait recibí el MVP del torneo.

BENFICA

En 2013 se me presentó la oportunidad de representar a uno de los grandes de Europa: El SL Benfica. Fueron tres años de aprendizaje constante en un club donde la exigencia es máxima. Sus aficionados, su mayor valuarte, lo sienten como una forma de vida. Su premisa, “raça, crer e ambiçao” en busca de un único objetivo: la victoria.

Conquistamos Supercopa de Portugal, Copa de Portugal y Campeonato Nacional, además de conseguir la medalla de bronce en la UEFA Futsal Cup del año 2016.

LA SELECCIÓN ARGENTINA

Cuando se me presentó la oportunidad de representar a la selección argentina no tuve dudas. En febrero de 2015 debuté con la albiceleste, aunque con un sabor amargo. Derrota y expulsión. Un año después tuve la revancha con las eliminatorias que daban acceso al mundial de Colombia.

En Paraguay, ante la anfitriona, tiré mi primer penalti profesional en el partido que decidía la clasificación para el mundial. Después de convertir el gol, fallaron el siguiente penalti y sellamos nuestra clasificación.

ACQUA E SAPONE

En julio de 2016 decidí emprender un nuevo camino en mi carrera para jugar en uno de los grandes equipos de Italia: Acqua e Sapone. El proyecto, ambicioso, me convenció para embarcarme en un nuevo campeonato donde espero que tengamos grandes éxitos durante la presente temporada, 2016-2017.